La penúltima etapa del Dakar ha deparado nuevamente momentos complicados.


Esta mañana, del vivac de Al-Ula, han salido tres pilotos para atacar el podio final de la carrera.

Brabec y Benavides están en condiciones de luchar por la victoria. Barreda ha tenido que abandonar.

- Publicidad -

La especial más larga del Dakar, como se esperaba, ha sacudido nuevamente la clasificación provisional. Los 511 kilómetros de especial prevista se han quedado finalmente en 464 por una modificación del recorrido. Las recientes lluvias han dejado las pistas en muy mal estado y, por seguridad, la organización ha decidido suprimir la peor parte. Aún así, un día de navegación complicada y con terreno de todo tipo: duro con piedras, dunas, arena… Una tormenta de lluvia ha recibido a los pilotos a su llegada al nuevo vivac de Yanbu.


Kevin Benavides:
Hoy ha sido una etapa larga y difícil. Realmente tenía de todo: era muy técnica de navegación, hemos tenido dunas, ríos, piedras… pero la verdad que ha sido una etapa muy bonita. He salido a disfrutarla y a intentar no cometer errores en la navegación. Ha sido un día muy largo. He salido tercero y he podido atrapar a mis compañeros en el kilómetro 100 más o menos. Luego Joan cometió un error y se quedó sin combustible y más adelante pasé a Ricky y me puse a abrir pista casi unos 200 kilómetros. Después en las dunas hemos ido tirando juntos con Ricky para intentar no perder tanto tiempo allí. Creo que hemos hecho muy buen trabajo en equipo. Estoy muy contento con el día y ahora más que nunca tenemos que estar enfocados para darlo todo mañana, el último día de carrera.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here