El piloto de Honda Impala no logra acabar la carrera en Italia

Después de una semana a contrareloj con entrenos y toda la ayuda posible consigue llegar a la segunda prueba del Mundial con muy buena velocidad.

Foto: Jaume Soler

- Publicidad -

Sabemos que Italia normalmente es la carrera más dura del año y éste año no fue menos. El viernes cayeron 40 litros de agua de golpe complicando aun más el trazado. En el “Supertest Akrapovic”, disputado viernes por la noche, salimos tranquilos y conseguimos una P7 en categoría.

Toda nuestra concentración la pusimos en el sábado y domingo. Empezando la primera vuelta la sensación era buena y el feeling con la moto igual.
Al entrar en la primera especial del día las cosas se complicaron mucho al llegar a la mitad de ella, dónde empecé a perder la concentración y marearme. Después de finalizar la primera vuelta en un estado bastante peligroso decidimos seguir pero bajar el ritmo para minimizar el riesgo.
Como ya sabíamos, la toma de dos antibióticos fuertes afectan al hígado y cuando realizas grandes esfuerzos puede producir dichos efectos secundarios.
Después de 1 hora volvimos a valorar la situación y el mareo empeoró, así
que decidimos despedirnos de la carrera al ver la peligrosidad en la que me encontraba.

Kirian Mirabet:   “ Es muy difícil después de todo el trabajo decir que no y irse por tu propio pie de una carrera como esta. Hace un año luchamos por el podio con el
actual Campeón del Mundo y ha sido una decisión muy dura para mi, pero muy acertada.”

Ya de vuelta a Barcelona volveremos a reunirnos para agilizar al máximo la recuperación y llegar a un estado óptimo para poder luchar por las plazas que deseamos.
Solo puedo agradecer la ayuda de todas las personas y marcas que tengo a mi lado. Sin vosotros nada de esto seria posible.
Vamos a intentar todo lo posible para llegar la semana que viene lo mejor posible a Valencia».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here