La Copa del Mundo de Flat Track finalizó en Misano, Italia, hace apenas unos días.

Después de las tres carreras disputadas, en Terenzano, Morizes y esta última, Adrián Garín logró hacerse con el subcampeonato siendo muy regular toda la temporada.

- Publicidad -

El velocista, que descubrió el Flat Track de la mano de Kenny Noyes, sabía que tenía opciones de meterse entre los tres primeros después de la carrera de Italia y fue a por ello. Terminó segundo en la Semifinal y en la Final, mientras rodaba tercero, sacaron bandera roja. Esto, unido a algunas descalificaciones, lo colocaron segundo en la clasificación general de la Copa del Mundo y ya puede decir bien alto que está entre los mejores de esta disciplina.

Adrián Garin: “Fuimos a la carrera de Misano un poco a ciegas, sin saber la diferencia de puntos entre los pilotos, y al darme cuenta de que tan sólo estábamos a cuatro puntos del tercer clasificado entendí que si entraba en zona de pódium podía llegar a estar en el tercer puesto del Mundial. Nos mantuvimos entre los tres primeros puestos en todas las mangas, incluso ganamos algunas llegando segundo a la semifinal. Ya en la final, mientras iba tercero, hubo una bandera roja durante la cual también hubo alguna descalificación que me daba más opciones a sumar puntos, algo que me colocaba más cerca de poder ser subcampeón, algo que no imaginábamos al llegar a Italia. Lamentablemente las carreras a veces se complican para todos y, en esta ocasión, supe aprovechar la oportunidad para sumar el mayor número de puntos posibles y así poder conseguir el subcampeonato. Estoy muy contento con el trabajo del equipo, porque al fin y al cabo todos hacemos un gran esfuerzo, tanto los mecánicos como el piloto y es importante este resultado porque al final es lo que te motiva para seguir trabajando”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here