Parecía subrealista y no lo fue, parecía un sueño y se ha convertido en pesadilla.

Lo que no queríamos decir, lo tenemos que hacer alto y claro.Este año no puede celebrarse el Viejas Glorias Canarias.

Este deseo continuo de celebrar nuestras pasiones anualmente se ve interrumpido por causa de fuerza mayor. Todos con la salud. Esta malnacida pandemia ha venido a devolvernos la cara de la vulnerabilidad y llevarse por delante muchas vidas. Esperamos y deseamos que en este parón obligatorio, se disuelva con la colaboración de todos: Retención, protección y cuidado. Alentamos a que la ciencia ayude a solucionar el resto y el próximo 2021 sea de plenitud y júbilo, compartir nuestras pasiones de nuevo. Hasta entonces, cuidémosnos por favor…

- Publicidad -

Avances sin presentaciones

Como el año lo agarramos con sobresalto y aunque las gestiones se avanzaron desde el anterior, faltaba focalizar y dar oficialmente el avance de la celebración y proyecto. Todo esto quedó relegado a una espera interminable de la evolución del invitado indeseado de la salud mundial. Mientras seguíamos trabajando tras las cortinas con la esperanza de que todas las cosas bajo el universo tienen su tiempo y sus caprichos. Al final desembocamos en una posición de no retorno, de lucha contra la adversidad.

¿Cómo se elaboró el contenido 2020?

Como todos los cuentos, no deben acabar mal. Queremos compartir con todos los amigos del Viejas Glorias, el sueño particular que concibió el proyecto para este «Mal nacido 2020″. Nos preparabamos para volver al sur, a la tierra del sol y de la cultura Internacional motorista, ya habíamos avanzado con gestión y convicción el encuentro en el Municipio de Mogán. Había un proyecto y una interesante programación. Siempre buscamos dedicatorias exclusivas o múltiples, onomásticas especiales, leyendas dignas. Al final mientras definimos los contenidos, había un titular que merodeaba la mente con el que ilustramos la cartelera. » Aquellos locos años 20″ basado en la revolución tecnológica e industrial, la liberación de la moda femenina, el derroche de la dolce vita y la extravagancia del Gran Gastby americano.

Haríamos un derroche de aquella cultura, cruzada con la movida mundial de los años 20. Los track Racers, las marcas legendarias, el Jazz, El Rock, la moda y las tradiciones, todo con el decorado de nuestra imaginación y ademas los complementos; pilotos invitados, marcas y una gran sorpresa. Que reservamos para el reencuentro 2021.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here